¿Es necesario 120FPS en “consolas” tipo Steam Deck? Esto ha cambiado en los últimos meses

Cuando se lanzó el Steam Deck hace casi dos años, pensar en jugar a más de 60 FPS en la mayoría de los títulos en esta handheld PC era poco realista. Es cierto que los títulos indies o menos exigentes podrían jugarse, pero los últimos títulos apenas llegarían a los 60 FPS. Sin embargo, eso podría haber cambiado en los últimos tiempos.

Una tecnología que no esperábamos: el FSR 3 con generación de fotogramas

Cuando salió al mercado el Asus ROG Ally con una pantalla de 120 Hz, muchos nos preguntamos lo que dijimos al principio de este artículo: ¿es necesario? Obviamente, en títulos poco exigentes se podía disfrutar de esa funcionalidad, pero seguía existiendo la problemática anterior.

Mejor MicroSD para Steam Deck

Con la llegada del FSR 3, cuyas posibilidades aún estamos explorando, hemos descubierto que muchos títulos que parecían incapaces de superar la barrera de los 30-40 FPS han empezado a generar incluso más de 60 FPS. Esto hace que este tipo de pantallas tengan bastante sentido.

¿Y la batería?

Pero nos quedaba otro de los elementos clave en toda esta ecuación: la batería. Aunque está claro que el FSR 3 no gasta tanto generando fotogramas como creándolos de manera real, el mayor consumo energético de la pantalla con una frecuencia más alta para poder ver esos FPS genera un gasto adicional de energía.

Cuidado, no sabemos muy bien cómo acabará afectando el gasto energético de esta tecnología de manera real. Actualmente, hay muy pocos ejemplos que hayamos podido ver (y solo en Windows de forma oficial) y esto es demasiado nuevo, por lo que debemos ser cautos.

Pero si a día de hoy seguimos limitando los FPS y TDP para gestionar mejor la batería, pues a lo mejor en muchos casos no querremos directamente sacar tantos FPS.

Seguir a Handledeck en Telegram

De todas formas, la llegada de la Steam Deck OLED nos ha dado un punto de vista más relativista con la batería, ya que ofrece un tiempo de juego mucho más extendido de lo que habíamos visto hasta ahora y nos podemos permitir más gasto energético sin que afecte tanto al tiempo de juego.

Una cuestión de gustos y elecciones

Está claro que cuando hablamos de máquinas portátiles, hablamos de un equilibrio entre batería y pantalla, y esto depende mucho de lo que estemos jugando.

Seguir a Handledeck en Twitter

De todas formas, al estar en una PC, los usos son muy diversos y puede ser que un usuario quiera una pantalla de alto refresco para jugar juegos poco exigentes y así poder exprimir más FPS. Al final, aquí entra tu uso.

Actualmente, tiene mucho sentido que los dispositivos portátiles incorporen pantallas de alto refresco en productos premium o de alto coste, pero en productos que tengan que recortar por algún lado, este elemento sería posiblemente el primero en el que se podría recortar.

Conclusión: es un PC

Al final, se trata de saber qué tiene la PC de mano que comprarás y si le vas a sacar provecho o no. Así de simple.

Ya sea porque quieres jugar a los últimos triple A con FSR 3 cuando esté integrado a una mayor tasa de FPS que los 60 clásicos (si es posible) o a indies/títulos menos exigentes, este tipo de pantallas ofrecen algo que puede ser un elemento importante para algunos usuarios.

Siento acabar la mayor parte de los artículos de la misma forma, pero es así: es una PC. Analiza lo que ofrece cada uno y mira si le vas a poder sacar partido; si no, busca otro más barato o que tenga características que sí las vayas a rentabilizar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


El periodo de verificación de reCAPTCHA ha caducado. Por favor, recarga la página.