Guía para comprar Steam Deck más barata

Cómo instalar Windows 10 y 11 en Steam Deck

Lo primero que tenemos que dejar claro es que Steam Deck es un PC. Un PC en el que puedes ejecutar emuladores sin tener que hacer ninguna modificación, donde puedes ejecutar los clásicos títulos de la plataforma o donde incluso puedes conectarle todo tipo de accesorios. La única diferencia con tu portátil o sobremesa es que esta máquina parece una consola estilo Nintendo Switch o PS Vita super vitaminada. Pero solo lo parece, es estética, porque por lo demás… es un PC.

Seguir a Handledeck en Twitter

Elementos a tener en cuenta antes de instalar Windows en Steam Deck

Habiendo tenido en cuenta lo anterior, esto significa que podremos instalar el sistema operativo que queramos en nuestra Steam Deck, ya que no hay limitaciones, pero sí que hay tener en cuenta una serie de puntos de vital importancia antes de hacer este proceso:

  • Steam Deck es un PC 100% pensado para el sistema operativo SteamOS: La Deck es un ordenador de mano el cual ha sido 100% optimizado para sacar el máximo jugo a su hardware desde el propio sistema operativo creado específicamente para ella. La batería, los botones adyacentes o las propias mejoras que aplica a los juegos desde la base del sistema operativo hacen que la mejor experiencia de juego que vayas a tener, incluso de tiendas alternativas como Epic Games o GOG, la vayas a tener en el sistema operativo de serie de la máquina.
  • SteamOS es Linux: Puede que te asuste no tener Windows en este PC de mano pero… Linux es el sistema operativo más libre y maleable que existe. Aquí podrás instalar cualquier programa que imagines, como en Windows, y si no hay versión para Linux pues lo más probable es que haya alguna alternativa que, encima, será gratis y legal.
  • No podrás instalar Windows en el mismo disco duro SSD donde tienes el sistema operativo de Steam con el soporte de Valve de forma oficial. Nosotros te daremos una opción para hacerlo, pero ten en cuenta que puede haber problemas en futuras actualizaciones.

El último punto hay que tener en cuenta que sí se puede hacer trasteando un poco, pero desde Handledeck no lo recomendamos, ya que cualquier actualización de SteamOS puede llevarse por delante cualquier cosa que hicieras.

Mejor MicroSD para Steam Deck

Por esta razón nosotros recomendamos encarecidamente instalarlo en una MicroSD de alta calidad, como las que te recomendamos en este artículo.

Proceso para instalar Windows 10 y 11 en Steam Deck en una MicroSD

Como hemos dicho en todos los apartados de esta web, Steam Deck es un PC, por lo que seguiremos los mismos pasos que en cualquier ordenador convencional teniendo un par de elementos en cuenta que comentaremos en el tutorial rápidamente.

Elementos necesarios antes de instalar Windows en Steam Deck en una MicroSD

Para instalar en Steam Deck WIndows 10 u 11 (nosotros explicaremos todos los pasos específicamente para Windows 11) será necesario que contemos con una tarjeta MicroSD de alta velocidad dedicada al sistema operativo y a los juegos que instalaremos en él, recomendando desde Handledeck una que tenga como mínimo 256GB y siendo recomendable de 512GB para arriba, ya que los juegos suelen pesar bastante.

Instala Windows 10 u 11 en la MicroSD para Steam Deck

Primero tendrás que descargar una imagen de Windows 10 o Windows 11, según cuál queráis instalar, en vuestro ordenador.

Guía de accesorios de Steam Deck

Como este tutorial lo vamos a hacer teniendo en cuenta Windows 11, cuando descargues la aplicación para descargar Windows 11 desde la web que os hemos dejado antes, cuando descargues el programa tendrás que elegir en él la opción de descargar Windows 11 en un archivo ISO y ponemos el archivo en un lugar localizado en tu PC.

Una vez descargado la imagen ISO de WIndows 11, solo tendrías que instalar el programa Rufus, el cual es gratuito y legal, aquí tendrás que elegir los siguientes parámetros:

  • Dispositivo: Aquí tendrás que seleccionar el dispositivo donde pondrás la imagen de Windows para instalarla en tu Steam Deck. En nuestro caso la MIcroSD que vayamos a utilizar para instalar el sistema operativo de Microsoft.
  • Disco o imagen ISO: Al lado, en el botón seleccionar, buscaremos donde tenemos la ISO de Windows que hemos descargado anteriormente de la web oficial de Microsoft.
  • Opciones de imagen: Seleccionaremos Windows to Go para que sea automático todo.
  • Esquema de partición: MBR
  • Sistema de destino: BIOS (o UEFI-CSM)
  • En Mostrar opciones avanzadas debajo de las opciones anteriores pondremos «Usar RUFUS MBR con BIOS ID.
  • Etiqueta de volumen: Puedes poner WINDOWS, aunque esto no afectará. Eso si, no pongas espacios.
  • Sistema de archivos: NFTS
  • Tamaño del cluster: Déjalo en la opción por defecto.
  • Y en Mostrar opciones avanzadas en la sección de Opciones de formateo activaremos las casillas «Formato rápido» y «Crear una etiqueta extendida y un archivo de iconos».

Una vez hemos configurado todo lo anterior en Rufus, solo tendremos que hacer clic en «Empezar» y esperar a que termine todo el proceso.

Mejores dock Steam Deck

Instalar Windows en Steam Deck

Ahora, con la MicroSD con Windows insertada en Steam Deck, pulsaremos los botones de Volumen menos y el botón de encendido a la vez para poder acceder a las opciones de booteo (inicio) de la BIOS de la handheld PC.

Aquí seleccionaremos la tarjeta de memoria MicroSD con el pad de dirección y pulsamos en la A para iniciarlo.

Aquí se nos pondrá la pantalla en vertical, es normal, y nos aparecerá el proceso de instalación de Windows. Aquí seguiremos los pasos habituales en la instalación de un Windows.

Un dato curioso es que tendremos que poner la pantalla en horizontal, ya que Windows se nos presentará con la pantalla en vertical por defecto. Nos vamos al botón de Windows, después a Ajustes, Sistema y pantalla. Aquí encontramos una opción que nos permitirá cambiar la orientación de la pantalla en horizontal.

IMPORTANTE: Si se nos reinicia en cualquier momento de la instalación de Windows u en otros pasos que hagas a posteriori en Steam Deck, recuerda que se te iniciará SteamOS. No te preocupes, solo tendrás que apagarla de nuevo, inicial el Boot Manager de la BIOS de Steam Deck pulsando el botón menos del volumen y el botón de inicio a la vez cuando la enciendas y ya podrás seleccionar la tarjeta MicroSD con Windows Instalado.

Esto tendrás que hacerlo siempre que quieras acceder a Windows.

Dualboot en Steam Deck: Tener Windows y SteamOS en un mismo SSD

Si antes te hemos explicado a instalarlo todo en una MicroSD, ahora vamos a explicartelo para que puedas hacer una partición del disco SSD para que sea una parte para Windows y otra para el sistema operativo de Steam Deck, SteamOS, pudiendo elegir de forma sencilla donde queremos entrar en cada momento.

Esto es un proceso no oficial, aunque perfectamente permitido, pero cualquier actualización de SteamOS o de Windows en algún momento, aunque raro, puede hacer que lo rompa en algún momento (a nosotros nos ha pasado pasando en SteamOS de versiones Betas a estables y de Vista previa, por lo que ocurre) por lo que si te ocurre, no es algo muy importante, pero tendrás que volver a instalar todo desde el principio recuperando tu Steam Deck.

Partición del disco SSD de Steam Deck para instalar Windows

Lo primero que tendremos que hacer será preparar un Pendrive USB de recuperación de SteamOS. Esto lo usaremos para hacer una partición del disco SSD interno de Steam Deck, por lo que en principio no borrará ningún dato de nuestra Steam Deck. De todas formas, recomendamos que si tienes algo importante, lo reespaldes de alguna forma, ya que no podemos asegurar al 100% que no pueda haber algún problema y pierdas algún elemento importante que tuvieras.

Para no repetirnos demasiado, en el siguiente artículo explicamos como crear un Pendrive de recuperación de Steam Deck, por lo que sigue los pasos del mismo y cuando termines vuelve a este artículo para seguir los pasos.

Una vez ya tenemos el pendrive creado con SteamOS, conectaremos un hub usb tipo c en el puerto USB tipo C de Steam Deck con el pendrive con SteamOS.

Para ejecutar el pendrive, tendremos que tener apagada totalmente la Steam Deck e iniciarla pulsando primero el botón – del volumen y el botón de power. Una vez suene el sonido de inicio podrás dejar de presionar el botón power pero mantén el botón de – hasta que se inicie la pantalla que te deje seleccionar el almacenamiento donde tenemos SteamOS en el USB.

Una vez seleccionado podrá pasar bastante tiempo hasta que se inicie SteamOS desde el Pendrive, por lo que ten paciencia, ya que no es extraño que puedan pasar 20 minutos o más para que esto pase, dependerá de la rapidez de tu hub usb tipo c y de tu pendrive.

Una vez inicie, iremos a KDE Partition Manager, puedes encontrarlo dando al botón de Steam Deck en el escritorio y buscarlo entre todas las APPS que hay, y lo ejecutamos.

Aquí encontraremos nuestros diferentes dispositivos de almacenamiento conectados, los cuales de manera habitual serán: el pendrive desde donde estamos ejecutando SteamOS, el almacenamiento interno propiamente dicho de Steam Deck y una MicroSD si es que la tienes conectada.

La MicroSD será la que se llama mmcbiko o algo así, por lo que esa será sencilla de localizar. Después ya solo tendrás que identificar el almacenamiento interno de tu Steam Deck, que seguramente sea el que más capacidad tenga y suele llamarse igual que la marca de SSD que pusieron. Es fácil de identificarlo.

Dentro del SSD interno de Steam Deck en KDE Partition Manager seleccionaremos el volumen con mayor cantidad de gigas, el cual si es de un SSD de 512gb (donde recomendamos hacer el dualboot) pondrá un tamaño aproximado de 566,31 GB. Una vez seleccionado, tendremos que pinchar arriba en el botón que pone «Resize/Move».

Aquí ya solo tendremos que irnos a la parte de la derecha de la barrita donde nos aparecerá un tirador para que podamos reducir el volumen.

steam deck redimensionado ssd

Importante: la barra azulita será la que determine el espacio que dejarás para SteamOS, mientras que la que se quede en el color oscuro la que se quedará para Windows. Nosotros recomendamos dejar entre 100gb y 200gb para Windows, ya que con este espacio podrás instalar casi cualquier cosa, pero dependerá de lo que quieras instalar. Warzone en PC, por poner un ejemplo de juego super pesado y que solo funciona en Windows, pesa más de 150 GB, por lo que sería interesante dejar 200GB como mínimo para poder instalarlo.

Igualmente, recuerda que después podrás instalar juegos en la MicroSD, por lo que siempre podrás jugar a tus títulos.

Una vez lo hemos elegido le daremos a OK.

Una vez hecho esto seleccionamos la partición que hemos creado y le daremos después arriba al botón «New partition Table».

Aquí en File system seleccionaremos NTFS y posteriormente le damos a OK y después arriba a la izquierda pincharemos en «Apply». Nos saldrá una ventana y pincharemos en el botón «Apply Pending Operations».

Ahora toca esperar a que se cree la partición.

Instalar Windows en el SSD de Steam Deck

Ahora tendremos que preparar un pendrive USB con el sistema operativo Windows y conectarlo a nuestra Steam Deck con un hub usb tipo c. Una vez hecho esto iniciamos la Steam Deck con el mismo método de antes: pulsando el botón – de volumen y después el de encendido, sonará un sonido de encendido y dejamos de presionar el botón de power de Steam Deck pero el de – lo mantenemos hasta que se ve la pantalla para seleccionar el Pendrive con Windows y lo seleccionamos.

El proceso de instalación se realizará en vertical, por lo que no te preocupes.

Aquí seguiremos la instalación habitual de Windows. Si no tienes clave le dices que no tienes y en la versión de Windows a instalar pues puedes instalarte Windows 11 pro o Windows 10 pro.

Te preguntará si quieres instalar Windows de forma personalizada y nosotros le diremos que si.

Aquí te llevará a la pantalla con todos los almacenamientos que identifica Steam Deck para instalar Windows y aquí seleccionaremos la partición que habíamos creado antes con el mismo número de gigas que habiamos configurado. Importante que la identifiques bien, ya que borrará todo lo que haya (si la has seleccionado bien no habrá nada) y pasará a instalar ahí Windows y pulsamos en Siguiente.

Aquí ya solo tocará esperar a que se instale y configurar lo que te vaya diciendo Windows, sin mayores historias.

Elegir Windows o SteamOS de forma fácil al iniciar Steam Deck

Una vez ya tenemos instalado windows solo tendremos que apagar la máquina e iniciarla pulsando el botón menos y power para iniciar SteamOS. Ahora será sencillo de identificar, ya que aparecerá el sistema operativo marcado como SteamOS y el de Windows como Windows.

Ya nos vamos al modo escritorio dentro de SteamOS. Necesitaremos tener un pasword, por lo que si no lo tienes solo tienes que revisar este artículo para saber cómo hacerlo:

Aquí ya solo tendremos que abrir el navegador y descargar el siguiente archivo:

https://github.com/DeckWizard/steamdeck_dualboot

En el botón code dentro de la web pulsamos en deescargar Zip.

Descomprimimos el ZIP y dentro de la carpeta pulsamos botón derecho encima del archivo SteamDeck_refind_install.sh y buscaremos una opción que diga «Is a executable» o algo así.

Una vez hecho esto cerramos la ventana y damos doble clic sobre él para que se instale.

En algún momento nos pedirá la contraseña, se la damos y después ya terminará de instalarse.

Una vez termine ya podremos apagar la Steam Deck e iniciarla con normalidad, saliendo un menú inicial nuevo que nos dejará elegir entre Windows o SteamOS.

Instalación de Drivers de Steam Deck en Windows 10

La instalación de Windows has visto que no será para nada complicada. Será exactamente igual que hacerlo en cualquier otro portátil o sobremesa. La clave de todo, serán los drivers de los diferentes elementos que tenga la Steam Deck para que lo reconozca Windows: el giroscopio, pantalla táctil, los trackpads, los botones de control, Wifi…

Por parte de Valve ya han liberado los principales driver de Steam Deck en sus diferentes apartados, habiendo alguno que se ha quedado por el camino pero que han comunicado que los liberarán en breve, aunque son driver menores.

  • Driver de la GPU / Tarjeta gráfica de Steam Deck: Descargar aquí. Para instalarlo solo tendrás que ejecutar el archivo setup.exe de dentro del ZIP dentro de Windows con Steam Deck.
  • Driver de la tarjeta de WiFi para tener internet inalámbrico: Descargar aquí. Para instalarlo solo tendrás que ejecutar el archivo install.bat de dentro del ZIP dentro de Windows con Steam Deck.
  • Driver para el Bluetooth: Descargar aquí. Para instalarlo solo tendrás que ejecutar el archivo installdriver.cmd de dentro del ZIP dentro de Windows con Steam Deck.
  • Driver de la tarjeta MicroSD: Descargar aquí. Ejecuta el programa setup.exe e instálalo para que funcione.
  • Driver de sonido:
    • Descarga el driver 1/2, dale botón derecho a cs35l41.inf y selecciona instalar.
    • Descarga el driver 2/2, dale botón derecho a NAU88L21.inf y seleccionar instalar.
    • Estos archivos INF se muestran como «Información de configuración» entre los tipos de archivos en el Explorador de archivos.
    • En Windows 11, haz clic derecho y selecciona «Enseñar más opciones» para ver la opción de instalación.
    • No olvides actualizar los driver de la APU (procesador y GPU que enseñamos antes) para que funcione el audio.

Igualmente, te recomendamos que accedas a la web de Valve para instalar los últimos, por si nosotros no hemos actualizado alguno en concreto cuando tu estés siguiendo estos pasos:

https://help.steampowered.com/es/faqs/view/6121-ECCD-D643-BAA8

Consideraciones antes de configurar Windows en Steam Deck

Antes de hacer nada en Windows en Steam Deck te recomendamos que actualices al máximo Windows 11.

Recuerda que no podemos permitirle la misma soltura a Windows si lo tienes instalado en una MicroSD o en la SSD, por lo que tampoco podemos darle una caña máxima y al principio Windows querrá actualizar muchísimas cosas y requerirá varios reinicios… vamos, lo que hace Windows normalmente.

También te recomendamos que una vez actualizado todo al máximo desinstales desde el panel de control de Windows todos los programas y servicios que no vas a utilizar, para que no estés utilizando ni espacio ni recursos que finalmente no son necesarios.

Aumentar la cantidad de espacio reservado para la VRAM en Steam Deck

Steam Deck utiliza la RAM como memoria para su gráfica integrada y por defecto Valve ha configurado 1GB para ella desde la BIOS de la máquina, pero para Windows… será interesante que la subas.

Antes de hacer esto termina todo el tutorial y si ves que el rendimiento en juegos no es muy bueno vuelve a esta sección y sigue los pasos. Nosotros tenemos nuestra Steam Deck configurada así y el rendimiento en Windows mejoró y en la SteamOS no hemos notado gran cambio.

Para hacer este cambio encenderemos la Steam Deck con el botón de volumen más pulsado y el botón de encendido a la vez.

Después nos iremos a Setup Utility> Advanced>UMA Frame buffer Size y seleccionaremos 4G en vez de 1G, que es lo que habrá configurado si no habías tocado nada. SI ves algún cambio en el rendimiento a negativo siempre puedes venir aquí y devolver este valor a 1G.

Configurar el reloj en Windows en Steam Deck

Esto puede parecer una tontería, pero para temas partidas guardadas en la nube como no tengas esto bien configurado te puede dar un quebradero de cabeza.

Si te fijas cuando instalas Windows, este no viene bien configurado la hora en la mayoría de los casos. Esto es debido a que SteamOS utiliza unos elementos para determinar tu zona horaria en la BIOS y Windows otra.

Aunque hay varias formas de solucionar esto, nosotros vamos a utilizar la que es más sencilla y que no toca nada de Steam Deck para que no afecte a SteamOS.

Aquí tendrás que abrir la aplicación «Símbolo del sistema» con privilegios de administrador (dando clic derecho encima de la aplicación y ejecutando como administrador) y escribir la siguiente línea de comando:

reg add "HKEY_LOCAL_MACHINE\System\CurrentControlSet\Control\TimeZoneInformation" /v RealTimeIsUniversal /d 1 /t REG_DWORD /f

Después das a intro y reinicia Windows.

Deshabilitar hibernación Windows en Steam Deck

Para poder usar la función de suspensión en Steam Deck con Windows 11 es recomendable quitar la hibernación, ya que muchos juegos pues cerrarán demasiados procesos y cuando volvamos a retomar la partida pues no podremos hacerlo.

Para esto simplemente tenemos que abrir de nuevo la aplicación «Símbolo del sistema» con privilegios de administrador y escribir lo siguiente:

powercfg.exe /hibernate off 

Después pulsamos Enter y listo.

Habilitar modo 40HZ en Windows con Steam Deck

Como bien sabemos, muchas de las funciones únicas de SteamOS 3.0 se perderán al utilizar Windows, por lo que tener alguna cosita extra puede ser realmente interesante para, por ejemplo, controlar la batería y tal.

Por ello en esta versión de nuestro tutorial de instalación de Windows en Steam Deck recomendamos añadir la función de limitar a 40hz la pantalla.

Esto hará que los juegos solo puedan ejecutar 40FPS, ahorrando bastante batería con respecto a 60FPS y viéndose igualmente suave en una pantalla de este tamaño.

Lo primero que haremos será descargar el programa CRU y el perfil de Steam Deck para este programa en Windows en Steam Deck y lo descomprimimos en algún lugar que tengamos controlado. Recomendamos crear una carpeta en el disco C, por ejemplo, para tener todo lo que vamos a instalar organizado y localizado.

DESCARGAR CRU y DESCARGAR PERFIL STEAM DECK

Una vez descargados y descomprimidos, ejecutamos el archivo .exe CRU y aquí pulsaremos en la opción «Import» abajo a la izquierda del programa y posteriormente seleccionaremos el perfil de Steam Deck que habíamos descargado, damos a OK y reiniciamos Windows.

Después nos iremos a escritorio en Windows, pulsamos botón derecho y pulsamos en Ajustes de pantalla, después en ajustes de pantalla avanzado, vamos a propiedades del adaptador de pantalla bajo las características de la pantalla, pulsamos en el botón de la lista con todos los modos y aquí seleccionaremos el perfil 1200×800 a 40hz.

Te dejamos un vídeo en este apartado por si tienes alguna duda.

Configuración del teclado virtual de Windows en Steam Deck

Bien, ahora vamos a hacer dos elementos claves: poner un acceso directo al teclado virtual en la barra de herramientas y cambiaremos el teclado virtual por defecto de Windows 11 por el de Windows 10, que es mucho mejor (seguramente te darás cuenta de lo horrible del teclado de Windows 11 antes de llegar a este apartado si vas yendo paso a paso).

Añadir el teclado virtual como acceso directo en Windows 11 en Steam Deck

Damos clic derecho sobre la barra de tareas y pulsamos sobre «Configuración de la barra de tareas». Aquí solo tendremos que activar el teclado táctil en el menú desplegable que nos salga.

Ahora nos vamos a buscar en el símbolo de windows y escribimos lo siguiente:

Regedit

Aquí nos abrirá el editor del registro y seguiremos la siguiente ruta:

HKEY_LOCAL_MACHINE\SOFTWARE\Microsoft\TabletTip\1.7

Aquí en la parte de la derecha pulsamos botón derecho, damos a Nuevo y seleccionamos Valor DWORD y lo nombramos: DisableNewKeyboardExperience

Después damos botón derecho encima del valor que hemos creado y pulsamos en «modificar» y cambiamos el dato que salga a 1.

Ya solo te quedará reiniciar y ya solo saldrá el teclado virtual de Windows 10, el cual es perfecto para Steam Deck.

Instalar una interfaz de juego para Steam Deck en Windows 11

Aunque esto es opcional, nosotros pensamos que puede ser muy interesante, ya que encima este tipo de capas dan una cantidad de funciones realmente interesantes las cuales iremos desarrollando en nuevas actualizaciones de esta guía.

playsnite steam deck

La imagen anterior es una muestra de como quedará la interfaz de Windows en Steam Deck después de configurar.

Lo primero que tendrás que hacer es instalar los launchers de las diferentes tiendas que tengas. Ya tendrás Steam, por lo que puedes instalar Ubisoft Connect, Origin, Epic Games Store, Gog… vamos, las que tengas, ya que esta interfaz irá sacando y lanzando estos launchers para ejecutar los juegos.

Una vez hecho esto instalaremos esta interfaz, llamada Playnite y la cual la puedes conseguir gratis y legal desde su web oficial.

Instálala y sigue los pasos, no tendrás muchos problemas. Te irá pidiendo que vayas seleccionando las tiendas de videojuegos, como GamePass, que quieras tener ahí además de tus cuentas para poder configurarlo todo. Dedícale un tiempo a leerlo todo y sigue los pasos que te dice.

Una vez instalado recomendamos instalar en Playnite la extensión para poder cambiar las resoluciones y frecuencias de hercios para cada uno de los juegos, como si estuvieramos en SteamOS 3.0 y así poder ajustarnos a cualquier circunstancia.

Esto podemos hacerlo pulsando en el icono de Playnite arriba a la izquierda, después en Add-Ons. En el buscador busca e instala el complemento Resolution Changer.

Para utilizarlo ya solo tendrás que seleccionar el juego que quieras cambiarle la resolución y hz deseado, ir arriba la izquierda en el botón de Playnite, Extensions, Resolution Changer y cambiar lo que quieras.

Cómo configurar los controles de Steam Deck para todo los juegos que no son de Steam en Windows

Bien, ya tenemos hasta una interfaz para movernos fácilmente pero habrá que configurar los controles de Steam Deck en primer lugar para que se reconozcan de manera apropiada en los juegos y en la propia interfaz de Playnite.

Para ello vamos a instalar GloSC. Lo primero que tendrás que hacer es descargarlo desde aquí.

Seguimos los pasos de la instalación y damos a todo que si. En un momento nos pedirá instalar otra cosa, también lo aceptamos, ya que es un driver que virtualizará los mandos y nos permitirá utilizar los controles de Steam Deck en Windows.

Ahora añadimos GloSC a la biblioteca de Steam como un programa que no es de Steam y lo ejecutamos desde allí.

Una vez hecho esto lo abrimos desde Steam y le damos al botón «Create New». En name ponemos Playnite, le damos a «Enable overlay», «Enable virtual controllers» y en Launch Game le daremos a los tres puntitos y nos iremos a la carpeta donde instalamos PLaynite y seleccionamos el archivo Playnite.FullscreenApp.exe.

Una vez hecho esto le damos al botón Save y pulsamos en el botón de «Add all to Steam». Después reiniciamos Steam y cerramos Glosc.

Ahora ya solo tendrás que iniciar la aplicación llamada Playnite desde Steam y te lanzará la interfaz a pantalla completa que hemos instalado antes y los controles serán reconocidos perfectamente.

A tener en cuenta antes de jugar en Windows en Steam Deck

Te recomendamos que instales los juegos desde Playnite desde su aplicación normal, no a pantalla completa, ya que puede ser más lioso.

Nosotros en la instalación de Playnite dejamos que creara un icono de acceso directo en el escritorio y desde ahí es donde instalamos los juegos directamente, ya que antes de la instalación de PlayNite ya habíamos instalado los launchers.

Iniciar automáticamente Playnite y GlosC en Windows al iniciar Windows en Steam Deck

Al igual que SteamOS sale directamente la interfaz consolizada de SteamOS, podemos hacer que esto también sea automático.

Para ello solo tendremos que irnos a Steam en Windows y pulsar botón derecho encima de nuestro acceso directo de Playnite y crear un acceso directo en el escritorio.

Después pulsamos la tecla de Windows y la R (es más sencillo si conectas un teclado y un ratón en todo el proceso, claro) y escribimos shell:startup en el buscador que saldrá y le damos a intro.

Aquí nos habrá abierto una carpeta y dentro de ella meteremos el acceso directo que habíamos creado antes en el escritorio.

Quitar el logueo de Windows en Steam Deck

Si finalmente quieres quitar que cuando se inicie Windows te pida la contraseña, puedes instalar este programa y solo tendrás que escribir tu contraseña ahí y de manera automática ya no te pedirá más la contraseña Windows al iniciarlo.

Seguramente habrás querido trastear instalando Windows en tu Deck pero al poco te darás cuenta que, al menos como sistema operativo principal, es mucho más interesante el OS de Valve por todas las opciones que nos presenta. Para ello hemos creado una completa guía donde te enseña cómo hacer esto sin grandes problemas.

Por nuestra parte seguimos trabajando en este tutorial, ya que queremos añadirle muchas más cosas a nuestra instalación de Windows «consolizada» específicamente pensando en Steam Deck, ya que hay muchas posibilidades.

Skin Steam Deck

2 comentarios en “Cómo instalar Windows 10 y 11 en Steam Deck”

  1. Muchas gracias por la información que compartís. Para un usuario de mi nivel resulta muy útil. Aunque tengo la Deck reservada me parece que de momento me saltaré la reserva, porque mi objetivo era usar este sistema con una doble intención: jugar y usar ciertos programas de Windows, especialmente uno de ilustración que no está disponible en Linux… así que tengo dudas sobre si este hardware me resultará útil en algún momento. Una cosa son las promesas de las corporaciones y otra lo que acaban cumpliendo, y hasta que el dual-boot no sea un hecho, no me fío.
    Gracias por vuestra aportación, un saludo

    1. Sinceramente, nos parece bastante sensato tu punto. Si vas más allá del mero juego, entonces estaría bien esperar a ver cómo madura. Ya se puede hacer dual boot, pero desde MicroSD, pero no es que sea algo ni apoyado oficialmente ni nada.

      Los drivers ya están fuera y en realidad a parte del dual boot desde la SSD… no tendrías que esperar mucho más. Mucha suerte!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *